Álvaro Yáñez Bianchi y lo que fue

familiayáñezEn el año 1893 nació Álvaro Yáñez Bianchi en Santiago de Chile. Su padre, Eliodoro Yáñez, ya había decidido que la política sería su profesión, pero afortunadamente no pudo hacer nada para conseguirlo. Los más cercanos a él, le conocían como Pilo.

Gracias a haber nacido en el seno de una familia burguesa y a la posición Eliodoro como senador, Álvaro Yáñez pudo viajar desde muy joven a Europa. De esa manera su carácter y aspiraciones se fueron imprimando de un ambiente como el de París y una vida como la que le ofrecía su posición en Santiago de Chile. Gracias a ello podía soportar estoicamente los insistentes ruegos de su padre para que estudiara Derecho.

mrougepMina, apodo de Herminia Yáñez, fue la primera esposa de este autor y también su prima. Esta primera compañera fue la que le acompañó en el viaje que le marcaría para siempre y le empujaría a construirse como la persona que resultó ser. Llevando un año de casados, en 1919, viajaron a París para quedarse a vivir. Es entonces cuando se inscribe a la Academia de la Grande Chaumiére en el barrio de Montparnasse, que daría nombre al grupo de artistas que regentó durante unos años.

Durante su estancia se impregna del ambiente parisino y su intención de convertirse en artista se hace tan obvia que, a su vuelta en 1920, su padre decide dejar de intentar convencerle para que escoja otro camino.

emarSurge “Notas de Arte” en el diario La Nación, que fundó Eliodoro Yáñez, donde Álvaro Yáñez Bianchi empieza a firmar son el seudónimo Jean Emar, una forma derivada de la frase en francés: «J’en ai marre» y que acabaría convirtiéndose en Juan Emar, nombre con el que firmaría sus obras literarias. Durante 1924 escribe una serie de columnas en esta sección del diario, utiliza este espacio para ensalzar los nuevos movimientos artísticos que están surgiendo contemporáneamente en Europa y que ha conocido de primera mano. A su vez critica la moda opuesta en Chile, que se basa en el academicismo y el criollismo. Se convierte de este modo en un portavoz fundamental de la vanguardia en su país de origen.

En 1927 el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo expropia el periódico a Eliodoro Yáñez y le deporta, golpeando con fuerza a su familia. Ese mismo año Álvaro se separa de Herminia y comienza una esporádica relación romántica durante los viajes a París con Álice la Martiniere, que él siempre apodó cariñosamente Pépéche.

juanemarymujerEsta mujer participó activamente en los círculos artísticos de Juan Emar, siendo una de las modelos del grupo Montparnasse. Allí disfrutó de libertad y felicidad con compañeros como Luis Vargas Rosas, pintando y desenvolviéndose en el París de los años veinte.

Cuando está a punto de finalizar esta década, en 1929, vuelve a casarse con una jovencísima Gabriella Rivadeneira, a la que Juan Emar aventajaba en diecisiete años y que también era artista. Ella será quien, en 1935, haría tres ilustraciones para acompañar Un año de su esposo, firmando como Gabriela Emar.

Es durante la década de los años treinta cuando Juan Emar desarrolla su narrativa alegórica y una estructura fragmentada. En el anteriormente citado 1935 publica Miltin 1934, Un Año y  Ayer. Son obras rebosantes de vanguardismo como si se trataran de pintura cubista pero la crítica de ese momento no comprendió su modernidad y lo repudió. Cuando publicó Diez y obtuvo la misma respuesta del público crítico, decidió dejar de publicar y se centró en escribir para sí mismo. En 1938 regresa a Chile por el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

De 1953 a 1957 retoma su relación romántica con Pépéche en la ciudad francesa de Cannes, hasta que regresó a Chile. Desde entonces hasta 1964 no se conoce mucho sobre lo que ocurrió con Juan Emar, salvo que el ocho de abril decidió acabar con su vida dejando una inmensa producción literaria inédita y sin editar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cairo, 1966: el olor a libertad

Blog de la novela «Ese olor» (Tilka al-rāʾiḥah) del escritor egipcio Sonallah Ibrahim, publicada por primera vez en castellano por Libros de la Ballena.

Criadero de curas

Una novela de Alejandro Sawa

elmundodeemar

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: