Imaginación, lápiz y Juan Emar

juanemarcaricaturaEl universo que os estamos mostrando a lo largo de estas entradas forman parte de un imaginario tan grande y rico que es imposible de resumirse. Por eso es importante que os vayamos dando pinceladas de todo lo que nuestro autor, Juan Emar, fue en vida y lo que nosotros hemos sacado de su figura para nuestra edición. Hoy toca recuperar un poco su plástica, que en el mes de octubre visitará Madrid en forma de exposición artística.

Juan Emar vivió rodeado de un arte vanguardista que comprendía y asistió a clases para lograr sacar el mayor partido a sus habilidades. Pese a ello, él buscaba algo diferente a lo que veía y eso le llevó a sus dibujos, algunos de los cuales están incluidos en nuestra edición de Diez.

Animales bípedos, hombres monstruosos, retratos de arquetipos, mujeres y hombres envueltos en un abrazo lujurioso. Muchos de ellos no cuentan con fecha ni título, por lo que es difícil localizarlos y clasificarlos.

otrosenorcomotodosEn Otro señor como todos, Emar nos presenta una caricatura de la sociedad decadente y desesperada por encajar que le tocó vivir. Valiéndose de la figura de un burro y añadiéndole rasgos y atuendo de persona nos hace pensar en la estupidez que este autor veía a su alrededor. El soporte de esta obra es una simple hoja rayada, utilizando grafito y colores muy suaves; por otro lado, la línea es gruesa y sinuosa.

elenlaceEstas dos figuras que se abrazan datan de 1950 y es una de las imágenes que hemos incorporado a nuestra edición porque nos parece que simplifica perfectamente el espíritu tanto del libro como del autor. Forman un ente fusionado en el que no se puede saber dónde acaba uno y empieza el otro, las sombras trazadas entre los rostros dejan claro que la persona en sí no tiene ninguna importancia. Además de la identidad, tampoco interesa el género o las formas que pueden tener hombres o mujeres, el híbrido forma una unidad redonda en todas sus partes. Los muslos, los brazos, las caras, las sombras, todo se entrelaza para formar uno solo.

Extraño, amorfo pero único, como Juan Emar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cairo, 1966: el olor a libertad

Blog de la novela «Ese olor» (Tilka al-rāʾiḥah) del escritor egipcio Sonallah Ibrahim, publicada por primera vez en castellano por Libros de la Ballena.

Criadero de curas

Una novela de Alejandro Sawa

elmundodeemar

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: