El año decisivo: 1935

Lo hemos mencionado antes, 1935 fue el año clave en la obra de Emar. Fue el año en que Miltín 1934, Un año y Ayer vieron la luz. Fue entonces cuando Juan Emar logró concretar la evolución en su obra que había comenzado muchos años antes con “Torcuato” en 1917. En ellas desafiaba los códigos de representación de la corriente dominante, el realismo, apoyándose en el humor negro, las referencias esotéricas y las vanguardias europeas como el futurismo y el cubismo.

Más tarde, en 1937, apareció Diez, que se convirtió en su obra más radical y definitiva. Ahí comenzó la dolorosa incomprensión.  Sería hasta décadas después que su obra volvería a reeditarse bajo las etiquetas de surrealista, kafkiana o incluso proustiana. Existen ya muchos trabajos críticos sobre la obra de Emar actualmente, sin embargo aún es difícil determinar qué etiqueta es la que le corresponde.

Os compartimos aquí Miltín 1934, disponible gracias a la labor de recuperación realizada por la Biblioteca nacional de Chile.Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cairo, 1966: el olor a libertad

Blog de la novela «Ese olor» (Tilka al-rāʾiḥah) del escritor egipcio Sonallah Ibrahim, publicada por primera vez en castellano por Libros de la Ballena.

Criadero de curas

Una novela de Alejandro Sawa

elmundodeemar

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: